tardor

tardor

dissabte, 20 de desembre de 2014


2 comentaris:

  1. De nuestras buenas obras jamás deberíamos esperar resultados ni reconocimiento alguno. Sabiendo que tarde o temprano lo que estamos construyendo llegará a su realización,,beneficiando con ello a quienes nos suceden.
    Cuando hacemos las cosas con amor desinteresado surge como algo espontáneo y natural de nuestro interior . El altruísmo y la responsable comprensión de la necesidad del mundo nos hace crecer como almas cuando ponemos a la práctica aquello que está a nuestro alcance realizar.

    Una forta abraçada M. Carme

    ResponElimina
    Respostes
    1. Cierto Marta, si al hacer algo para los demás esperamos recompensa mejor no hacerlo.
      Una abraçada

      Elimina