primavera

primavera

diumenge, 19 de setembre de 2021

DESCUBREN NUEVOS VIRUS EN EL ÁRTICO

 


Descubren 33 virus activos de 15,000 años de antigüedad en los glaciares del Tíbet


A más de 7 mil metros de altura, un equipo descubrió virus prehistóricos que se mantuvieron congelados durante los últimos 15 mil años.

Desde la megafauna hoy extinta (como los restos de mamut lanudo perfectamente conservados que revela el deshielo del Ártico), hasta formas de vida microscópicas como los rotíferos hallados en Siberia que datan de hace 24,000 años, el suelo congelado hace miles de años sigue aportando rastros clave de la vida en la Tierra durante la prehistoria.

El último hallazgo responde a una categoría controvertida para los biólogos, que desafía a la noción de vida: los virus.

Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Ohio encontró una docena de virus de al menos 15,000 años de antigüedad en dos muestras tomadas del deshielo en la Meseta tibetana, en el casquete glaciar Guliya, ubicada a 7 mil metros sobre el nivel del mar.

La Meseta tibetana es una región inhóspita ubicada a unos 4,500 metros de altura media compartida por China, el Tíbet y la India donde los glaciares dan forma a los grandes ríos de Asia, habitada únicamente por pastores nómadas debido a su aridez y gran altitud.

El equipo explicó que estos glaciares se formaron gradualmente, congelando polvo y gases en el proceso. De ahí que estos virus milenarios sean exactamente iguales a aquellos que se encontraban suspendidos en la atmósfera hace unos 15 mil años aproximadamente. 

De los 33 virus hallados en las muestras, 28 son inéditos para la ciencia y la mitad de ellos lograron sobrevivir gracias a la formación del glaciar. El análisis de datación se llevó a cabo con una nueva técnica desarrollada para mantener estériles las pruebas y analizar los microorganismos sin contaminarlos.

Aunque la noción de que el deshielo de los glaciares podría servir como una fuente de vida microbiana antigua data de inicios del siglo XX, no fue hasta la década de 1980 que se comenzó a ahondar en esta posibilidad; sin embargo, su estudio adquiere cada vez mayor relevancia debido a la emergencia climática y el deshielo del permafrost, que durante su avance en los próximos años liberará microorganismos a la atmósfera.

Se trata de un descubrimiento único, que permitirá ahondar en el comportamiento de virus y bacterias en climas extremos y cómo esto influye en su capacidad de encontrar e infectar células huésped para replicarse.

Los pormenores del hallazgo fueron publicados en la revista Microbiome y permitirán ofrecer una visión única de la evolución de los virus a lo largo de miles de años, además de ayudar a esclarecer el debate sobre si se trata de organismos vivos o bien, fragmentos de material genético incapaces de replicarse por sí mismos sin un huésped. 

Descubren 33 virus activos de 15,000 años de antigüedad en los glaciares del Tíbet - National Geographic en Español (ngenespanol.com)



diumenge, 12 de setembre de 2021

TE GUSTA LA FILOSOFIA? 10 PELIS PARA PENSAR



10 películas sugeridas si te gusta la filosofía

La aproximación a la filosofía no solo se hace mediante los textos. Existen formas más didácticas que reflejan adecuadamente muchas temáticas. Una de ellas es el cine.

La mayoría de las producciones cinematográficas tienen una intención, como hacer reír, entretener, visualizar una polémica o generar una critica. En este sentido, se podría decir que las películas de filosofía incitan al cuestionamiento y a la reflexión de temas cruciales de la vida: el por qué de las cosas, la libertad, la realidad, la existencia de Dios, la esencia del hombre.

A continuación presentaremos una lista de aquellos filmes que han despertado el pensamiento crítico y han tenido un buen recibimiento por parte del público. Por lo tanto, si te interesa la filosofía y te gusta disfrutar de buenas películas, no te pierdas estas recomendaciones.

1. Séptimo sello (1957)

Se trata de una película sueca, de género dramático-fantástico, dirigida por Ingmar Bergman. Este director suele participar en películas en las que los personajes atraviesan crisis existenciales: se cuestionan si hay vida después de la muerte, si realmente existe un Dios, si la moralidad tiene sentido.

En “Séptimo sello”, un soldado que acaba de luchar en las cruzadas regresa a su país natal, Suecia. Allí se encuentra con la muerte (personificada por un individuo de capa negra), quien quiere llevárselo al más allá.

Pero la muerte acepta jugar una partida de ajedrez con el soldado para decidir el destino de su alma. En el trascurso de la película se tocan temas como el sentido de la vida, la muerte, la existencia de Dios y la religión.

2. Ágora (2009)

“Ágora” es una película española dirigida por Alejando Amenábar. La trama transcurre en la ciudad de Alejandría (Egipto), durante el siglo IV.

Está inspirada en la historia de Hipatia de Alejandría, quien fue filósofa, astrónoma y matemática. Fue brutalmente asesinada a manos de un grupo de adeptos cristianos por su afán de defender el saber científico.

3. El show de Truman (1998)

La película estadounidense “The Truman show”, de género comedia trágica y ciencia ficción fue dirigida por Peter Weir y protagonizada por Jim Carrey. En ella se narra la vida de Truman, un joven que participa en un reality show sobre su vida, desde su nacimiento y sin saberlo.

Toda la vida del protagonista está siendo filmada, controlada por el equipo del programa y transmitida en directo. Asimismo, los familiares, amigos y otros ciudadanos son actores que interpretan estos roles en la vida de Truman.

No obstante, en un punto de su adultez él empieza a sospechar que lo que sucede a su alrededor es ficticio y preparado. Por lo que empieza cuestionarse quién es él, quiénes son los demás y cuál es la realidad.

Entra en la clasificación de películas filosóficas porque sirve para reflexionar sobre quienes somos, qué papel jugamos en la sociedad, el control que ejercen los medios modernos, el valor de la libertad y el derecho a la privacidad.

4. Matrix (1999)

“Matriz” es un film de ciencia ficción dirigido por las hermanas Wachowski y protagonizada por Keanu Reeves. Esta es una de las películas de filosofía más populares, que hace referencia al mito de la caverna de Platón, pues plantea que los humanos viven en una realidad falsa programada por máquinas. No obstante, contrario a lo que pasa en la teoría de Platón, en “Matrix” la realidad es devastadora.

En esta producción se pone en duda lo real, se reflexiona sobre la libertad, la capacidad de elección, la existencia humana y el futuro de la humanidad.

5. 2001: Una odisea del espacio (1968)

Esta es una película de culto, del género ciencia ficción, dirigida y producida por Stanley Kubrick. La misma recoge diferentes periodos históricos, desde la prehistoria hasta un futuro próximo, donde la humanidad se encuentra explorando el espacio.

Se incluye en las películas de filosofía porque incita a reflexionar sobre la evolución de la humanidad, la inteligencia y el desarrollo de la tecnología, junto con la existencia de la conciencia en seres humanos y no humanos.

6. El árbol de la vida (2011)

“El árbol de la vida” es un film estadounidense de género dramático, dirigido por Terrence Malick. La trama se centra en el hijo mayor de la familia O’Brien, quien concibe a su madre como una persona tierna y cariñosa, mientras que a su padre lo ve como serio y severo.

Cuando Jack tiene 19 años su hermano pierde la vida, lo que genera severas consecuencias en la dinámica familiar. Posterior a este evento, empieza a plantearse profundas preguntas existenciales que lo llevan a reflexionar sobre la influencia que ha tenido su familia, las experiencias y el ambiente.

Esta película entra en la lista de películas filosóficas porque resalta el vínculo del hombre con la naturaleza, haciendo hincapié en la estrecha relación de la persona con lo que le rodea. El largometraje está influenciado por el filósofo alemán Martin Heidegger, quien afirmaba que para definir al hombre es necesario considerar su entorno.

7. Synecdoche, New York (2008)

“Synechdoche, New York” se trata de una película de comedia y drama escrita y dirigida por Charlie Kaufman. Se centra en la historia de Caden Cotard, un hombre común que está luchando con el miedo a la soledad y a la muerte.

No obstante, está demasiado envuelto en su problemática. Esto no le permite darse cuenta de que el resto de las vidas son parecidas a la suya. Es decir, a todos le rompen el corazón, se le frustran los sueños y mueren.

El protagonista experimenta todos los pesares existencialistas que el filósofo Jean Paul Sartre desarrolla en sus obras. Después de profundas reflexiones, Caden logra salir de aquel solipsismo que no le permitía ver más allá.

8. La habitación (2015)

La trama de la película se centra en Jack, un niño de 5 años que ha vivido toda su vida en la misma habitación con su madre. Ella lo ha criado para que creyera que la única realidad es la que está contenida dentro de esas cuatro paredes.

Lo cierto es que la madre de Jack fue secuestrada hace años y el padre del niño es el secuestrador, quien los visita todas las noches para llevarles alimentos y tener sexo con la madre. Hasta que un día la mujer no soporta más y le cuenta toda la verdad a su hijo, por lo que planean escapar.

Esta película de filosofía refleja muy bien la alegoría de la caverna de Platón. Pues se podría decir que Jack se encuentra en la caverna, conociendo solo sombras de lo real. Cuando su madre le cuenta la verdad, él se rehúsa a creerle, al menos por un tiempo. Luego, cuando logra salir, descubre al mundo real y verdadero.

9. Gattaca (1977)

“Gattaca” es una película de ciencia ficción y drama, cuya trama alberga gran similitud con la novela distópica “Un mundo feliz” de Aldous Huxley. Consiste en un futuro no muy lejano en el que los padres deciden tener hijos con la asistencia de la ingeniería genética.

Mediante la manipulación de los genes se obtienen hijos portadores de lo mejor de su material hereditario, lo que los libra de enfermedades, de rasgos indeseados (como miopía o calvicie) y les confiere caracteres físicos anhelados (determinado color de ojos, de piel o una mayor habilidad para las ciencias).

Esto genera una sociedad competitiva, dividida entre los concebidos en laboratorios y predestinados a grandes cosas en la vida; y los nacidos naturalmente, generalmente por error y destinados a trabajos menos gratificantes. Dicho esto, se incluye en las películas filosóficas porque incita a reflexiones sobre las consecuencias éticas y sociales que conllevaría la creación de humanos superiores.

10. El hoyo (2019)

La película española de ciencia ficción y suspenso “El hoyo” raya el género gore. El protagonista, Goreng, se encuentra en una prisión vertical, con dos reclusos por nivel y un gran hoyo rectangular en el centro.

A diario desciende una plataforma que contiene un lujoso banquete repleto. Los que están en el primer nivel son los primeros en comer y, después de unos minutos, la plataforma desciende para que todos coman. No obstante, esta nunca llega con comida a los niveles más bajos. En este lugar el alimento es lo único que importa.

Es un film cargado de simbolismo, que despierta la reflexión del espectador sobre la realidad actual. Entre los temas están la desigualdad social, la indiferencia de las entidades de poder, la lucha por la supervivencia y la naturaleza del hombre.

10 películas sugeridas si te gusta la filosofía - Mejor con Salud

diumenge, 5 de setembre de 2021

CIUDADES ESPAÑOLAS PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD IV

 

tarragona

Ciudades reinventadas

Si los hados me niegan a Roma como patria, que al menos me sea permitido quedarme aquí (…) Una ciudad que, si quieres creer a un hombre como yo que he visto tantas cosas, resulta la más agradable de todas aquellas que pueden escogerse para el descanso. Verás en ella, oh huésped y amigo, gentes honestas, sobrias, tranquilas…”. Publius Annius Florus

Tarraco fue la primera fundación militar romana fuera de la península Itálica y la ciudad desde donde se impulsó la conquista, ordenación y estructuración de Hispania. La antigua Tarraco sigue siendo el corazón visible y latente de la moderna ciudad catalana. Sus restos prominentes se mezclan, en una cálida atmósfera, con los perfiles de otros siglos y con el brillo azul del Mediterráneo.

La ciudad responde a la consolidación de un primer campamento militar, efectuada por Cneo Escipión en el 218 aC. Poco tiempo después se consolidó como puente para la conquista de toda la península Ibérica, papel que no perdió en toda su dilatada historia, ya que con el tiempo se convirtió en la capital de la Hispania Citerior o Tarraconensis.

El origen romano de Tarragona dibuja, aún hoy, su fisonomía urbana. Las murallas delimitaron su forma, reconocible incluso donde no se han conservado. El recinto de culto con su templo existe todavía en los muros de la catedral medieval. Algunas calles de la Parte Alta o centro histórico de Tarragona son las que, en época medieval, llenaron de bullicio el espacio donde se alzó la gran plaza pública del Foro de la Provincia. Las bóvedas del Circo romano forman parte, actualmente, de plazas, bajos de viviendas, restaurantes, locales de ocio y comercios. Y su anfiteatro, espacio de diversión y castigo, ha sido lugar de culto cristiano e, incluso, prisión. 

Desde Tarraco se reprimieron varias revueltas indígenas en época republicana, en ella César reunió sus legados y Augusto residió entre los años 27-26 aC, y desde aquí se estructuró y organizó un amplio territorio durante más de setecientos años.

De su larga historia y amplio desarrollo urbano han llegado hasta nuestros días importantes edificios y material arqueológico, que convierte a la antigua Tarraco en un ejemplo único entre las ciudades del Occidente romano, tanto por la cantidad como por la calidad y el estado de conservación de sus edificios.


toledo

Ciudades reinventadas

“Desde todas partes y en todos sus puntos, Toledo es alucinante y desmesurado”. Ortega y Gasset 

Toledo es un laberinto de historia viva y compartida. Una ciudad que tiene algo importante que aportar a los problemas actuales y universales de convivencia y paz: su herencia histórica de coexistencia y tolerancia de las Tres Culturas, la judía, la cristiana y la musulmana. Todos los estilos arquitectónicos y todas las culturas han dejado muestras singulares de su presencia en Toledo.

Esta ciudad ha sabido conservar un patrimonio inigualable que hunde sus orígenes en el Neolítico, si bien su entrada en la historia se produce en el año 192 antes de Jesucristo, al ser conquistada por las legiones romanas. La civilización romana la denominó Toletum y bajo su dominación se construyeron templos, teatros, anfiteatros, circos, murallas y acueducto. Con la desaparición de la Hispania romana, la ciudad fue ocupada los visigodos que la convirtieron en su capital, extendiendo su reino a toda la Península. La conversión de su rey Recaredo, en el año 587, y la celebración en ella de los concilios visigóticos iniciaron la vinculación de la ciudad con el cristianismo. Con la llegada de los musulmanes a principios del siglo VIII la ciudad pasa a denominarse Toleitola.

Las tropas cristianas de Alfonso VI entraron en Toledo el 25 de mayo del año 1085 poniendo fin a la dominación árabe, aunque la conquista completa de la Península Ibérica no se produjo hasta el año 1492. Durante esos siglos medievales, la ciudad de Toledo fue sede de la Corte y capital de la monarquía castellana y fue entonces cuando se desarrolló la “Escuela de Traductores de Toledo”. Bajo el amparo económico y la protección de los arzobispos toledanos, eruditos judíos y cristianos mozárabes se encargaron de la traducción de un buen número de obras clásicas, griegas y romanas, escritas por Aristóteles, Ptolomeo e Hipócrates.

Toledo alcanzó su mayor esplendor en el siglo XVI, incluso después del traslado de la capitalidad a Madrid en el año 1561. La única institución importante que quedó en la ciudad fue la iglesia, por lo que llegó a ser considerada como segunda Roma. En ese ambiente, El Greco, produciría sus mejores cuadros, valorado muy singularmente por las vanguardias artísticas contemporáneas.

En el siglo XIX el motor económico fueron los centros de instrucción militar y la llegada de un sinfín de viajeros alentados por su imagen romántica. Novelistas y poetas difundirán la belleza de Toledo en sus publicaciones.

Actualmente, Toledo es una urbe dinámica en constante crecimiento que fomenta su valor patrimonial y artístico, una gran ciudad donde la cultura, la historia y la innovación se dan la mano.


ubeda

Ciudades reinventadas

ÚBEDA, EL RENACIMIENTO QUE MIRA AL SUR

Úbeda, considerada como uno de los más sensacionales conjuntos renacentistas de Europa, se nos ofrece erguida de palacios y torres para invitarnos a la esplendidez exquisita de un pasado culto y cortesano. Es ésta una ciudad que ha merecido lo más variados calificativos: “Úbeda asombrosa”, “Úbeda reina mora”, “Úbeda recatada”… Pero, sobre todo, Úbeda es una ciudad admirable, incapaz de dejar impasible al más frío y exigente de sus visitantes. 

Esta ciudad jienense asentada en el tramo alto de un Guadalquivir apenas retoño, es una isla de gran riqueza histórica en medio de un mar de olivos. Su privilegiada situación ha hecho que las principales civilizaciones hayan dejado su huella en la ciudad. Cruce de caminos entre el Centro y Andalucía y paso obligado para llegar desde el levante, este emplazamiento estratégico la ha configurado como una de las ciudades intermedias más importantes de Andalucía.

Es asombroso el conjunto de palacios que reflejan el poder y la riqueza de una burguesía y nobleza ubetense que no dudó en contar con los más afamados arquitectos para la construcción de sus residencias, muy al gusto de las nuevas tendencias que comenzaban a imperar en la Italia del siglo XVI. En el extremo sur de la ciudad  se alza una de las plazas más bellas de España, la Plaza Vázquez de Molina. En ella se citan algunos de los monumentos más sobresalientes del Renacimiento: la Sacra Capilla de El Salvador, el Palacio del Deán Ortega, actual Parador de Turismo; el Palacio del Marqués de Mancera; la Iglesia de Santa María de los Reales Alcázares, con fachada renacentista y claustro gótico; la Fuente Renacentista, y el Palacio Juan Vázquez de Molina, también llamado Palacio de la Cadenas actual sede del Ayuntamiento.

Pero, aun con ser la arquitectura renacentista, por su fastuosa y brillante profusión, el rasgo más sobresaliente del urbanismo de Úbeda, no por eso dejan de merecer la máxima atención otras construcciones de estilos bien diferentes. Lejos de romper el perfecto equilibrio ciudadano, airosos volúmenes árabes, góticos o barrocos contribuyen al enriquecimiento del enorme tesoro monumental que nos ofrece esta ciudad en la que se dieron cita las más diversas civilizaciones.

En esta integración radica la prodigiosa fisonomía de Úbeda, en donde cada calle, cada plaza y cada barrio son como células armónicas que configuran un terminado perfecto. En esta ciudad bien acabada como pocas, en la que no hay lugar para las estridencias, la sorpresa está presente en cada esquina. Inesperadamente, al pasear por las múltiples calles de su centro histórico, nos puede aparecer una maravilla arquitectónica, el recuerdo de una leyenda o la sencilla magia de una fachada popular.

Aunque bastante atípica por su fisonomía tan extrañamente cercana al peculiar sabor de las ciudades renacentistas italianas, no se crea que, por ello, Úbeda deja de sentirse profunda e íntimamente andaluza. Sus arraigadas fiestas, sus artesanías milenarias, su sabia gastronomía o la idiosincrasia de sus gentes confirman un patente andalucismo al que jamás renunció esta ciudad, que en otro tiempo fue fronteriza, y cuyo prolongado pasado árabe, común al del resto de los pueblos y ciudades de Andalucía, se presiente y se intuye en muchos de los rincones de su geografía urbana.

Úbeda vivió en los siglos XV y XVl sus días de prosperidad y esplendor de la mano de personajes como Francisco de los Cobos y Andrés de Vandelvira, político uno y arquitecto el otro. Sin ellos no hubiera sido posible que el 3 de julio de 2003 la UNESCO, la declarara Patrimonio Mundial.

dissabte, 28 d’agost de 2021

CIUDADES ESPAÑOLAS PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD III

 

sancristobal
Ciudades reinventadas

“Primera ciudad trazada a cuadrícula…
Vivió a lo largo de su historia una vida sobria, recoleta y ceremoniosa. Además de labradores y artesanos, la habitaban caballeros, licenciados, escribanos, regidores y eclesiásticos”. Luis Diego Cuscoy

La Laguna fue diseñada con instrumentos de navegación marítima y a cordel, esta es una de las características diferenciadoras de esta ciudad tinerfeña fundada en 1497 por el Adelantado Don Alonso Fernández de Lugo. Este modelo de trabajo fue repetido por los españoles, posteriormente, en tierras americanas. Concebida a la medida del hombre, supuso la materialización de una nueva concepción filosófica, profundamente humanista, que se adelantaría a los tiempos. Situada en la atalaya atlántica desde la que España abordaría su mayor gesta, ha sido el obligado nexo de dos culturas. Un simple paseo por la vieja ciudad hace evidente la disposición geométrica de sus calles; vías habitadas por viejas casonas y palacetes con fachadas de colores intensos o pórticos de piedra. La arquitectura civil y religiosa también fue ordenada en la gestación de la ciudad y todo aquel entramado urbanístico inicial ha permanecido intacto desde finales del siglo XV. 

La Laguna, rodeada de fértiles tierras, valles y una pequeña cordillera, ha sido eje político, económico y social de Tenerife durante cuatro siglos, lo que se evidencia en el señorío austero de su arquitectura y la sobria belleza de sus monumentos, edificios públicos y numerosos templos.

Entre estos, son varios los que datan del siglo XVI y en ellos se conservan valiosos tesoros artísticos: la Iglesia y Convento de San Agustín; la de Nuestra Señora de la Concepción; la actual Iglesia-Catedral, construida en 1913 en los aledaños de la derruida ermita de Santa María de la Expectación y consagrada a Nuestra Señora de los Remedios; el Real Santuario y ex Convento de San Francisco, donde se venera la hermosa imagen tallada –pertenece al gótico flamenco-brabanzón- del Santísimo Cristo de La Laguna, y la que fundara en 1522 el padre Mendoza, integrada al monasterio de Santo Domingo de Guzmán. Algunos edificios civiles son igualmente representativos como la singular Casa Salazar, del siglo XVII, muestra acabada del barroco canario que incorpora curiosos detalles como sus gárgolas zoomorfas, que evocan el prehispánico mexicano; los palacios de Nava y Lercaro, y el propio Ayuntamiento cuya fachada neoclásica está revestida con aplacado de cantería azul.

Los indudables atractivos de esta ciudad modélica no se agotan en su hermosa apariencia externa. La cordialidad de sus gentes, la dulce cadencia de su acento, su antigua cultura de anfitriones, la presencia bulliciosa de los casi treinta mil estudiantes de su bicentenaria Universidad – la primera del archipiélago canario-, la dotan de un espíritu entrañable de cuya calidez disfrutará el visitante.


santiago

Ciudades reinventadas

“También la piedra, si hay estrellas, vuela.” Sobre la noche biselada y fría Creced, mellizos lirios de osadía; Creced, pujad, torres de Compostela”. Gerardo Diego

Santiago de Compostela, desde su nacimiento en al Edad media, se convierte en el paradigma de Ciudad universal por ser meta de peregrinación, no sólo religiosa, sino también cultural.

Al acercarnos a Santiago de Compostela, descubrimos una ciudad hecha a medida del caminante. Sus calles y plazas forman un conjunto inigualable, armónico y homogéneo. En 1985 fue declarada ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO y en el año 2000 “Ciudad Europea de la Cultura”. Como capital de una comunidad histórica que posee su propia lengua, el gallego, y una floreciente cultura, Compostela sigue siendo una ciudad abierta, cosmopolita, con vocación de lugar reencuentro.

La peregrinación a Santiago fue el acontecer religioso y cultural más destacable y más profundamente vivido de la Edad Media, hecho reconocido recientemente por el Parlamento Europeo, que designó al Camino como Primer Itinerario Cultural Europeo, y por la UNESCO, que lo declaró Patrimonio de la Humanidad.

Pero además de meta de peregrinación, Santiago es un centro turístico de primera magnitud. Los orígenes de la ciudad se remontan al hallazgo en el año 813 de la tumba del Apóstol Santiago. Cuenta la leyenda, que paseaba el anacoreta Pelayo un día por una vieja vía romana en la que confluían en una encrucijada varios caminos, y en las proximidades del bosque de Libredón percibió unas luces extrañas entre los matorrales. Al verlas y conociendo la historia de Santiago de Zebedeo se acercó y descubrió detrás de los matorrales un cementerio abandonado y en él un edificio funerario. Sin vacilar y convencido de su hallazgo, fue a buscar al obispo Teodomiro, que emprendió las marchas hasta el lugar del descubrimiento, difundiendo la noticia entre los cristianos, y obteniendo el apoyo de Alfonso II para la construcción de la primera capilla.

La primera basílica se construyó en el siglo IX y la actual Catedral es el resultado del paso de los siglos. En ella se resumen, en armónico equilibrio, el románico de su más antiguo origen, el gótico, el renacentista, el barroco y el neoclásico. Es uno de los monumentos más importantes de arte medieval español.

Caminar por Santiago de Compostela supone descubrir infinidad de tesoros: palacios, monasterios, templos y plazas, pero también el espíritu de sus gentes acostumbradas a recibir viajeros de todos los caminos, la bulliciosa presencia de los miles de estudiantes de su Universidad, cinco veces centenaria, y disfrutar de la intensa oferta cultural que ofrece la ciudad.


segovia

Ciudades reinventadas

“En la visión que el viajero se forma de Segovia, rebullen en caos magnífico todos los monumentos de la ciudad. La mente se llena de palacios, capillas, arcos, capiteles, rejas, ventanas, torres, retablos… La imaginación,  deslumbrada, en horas de recuerdo va de una maravilla a otra. No podemos poner pronto orden y sosiego en la admiración”. Azorín

Un alto Acueducto romano que cruza las viejas calles medievales, un Alcázar que recuerda a los castillos centroeuropeos, iglesias románicas de atractivo espiritual, la ubicación entre el verdor de la sierra y la parda llanura. Todo en la ciudad castellana es peculiar e inconfundible. 

En diciembre de 1985, la UNESCO incluyó a la antigua ciudad de Segovia y su acueducto romano en el listado de Ciudades Patrimonio por la belleza de su enclave, de su entorno, de sus edificios, arboledas y calles. Sin embargo, la ciudad va más allá de lo físico, pues el elemento humano, el que la ha creado y que ha sido parte de ella, no se ve y, sin embargo, es la esencia misma de la ciudad. Segovia es así porque desde ella Alfonso X estudiaba el firmamento, porque Quevedo se inspiró en sus espacios y sus gentes para escribir el Buscón don Pablos, porque en esta ciudad fue proclamada Reina de Castilla Isabel I, la Católica, y porque aquí se guarda el primer libro impreso en España, “el Sinodal de Aguilafuente”.

A Segovia la han hecho los místicos Juan de la Cruz y Teresa de Jesús, y los valientes guerreros Juan Bravo, el Comunero, o Día Sanz y Fernán García conquistadores de Madrid a los moros. Pero también a Segovia la han dado forma y sentido la palabra de María Zambrano, los paseos, tertulias y clases de Antonio Machado en el Instituto, Gómez de la Serna desvelando “El secreto del Acueducto” y Louis Proust investigando en el Real Laboratorio de Química a la sombra del Alcázar.

Las calles y las plazas de la ciudad se convierten varias veces al año en escenario de actividades artísticas. Durante la Semana Santa, el interior de los templos ofrece a los melómanos la ocasión de disfrutar de sobrecogedores conciertos durante la Semana de Música Sacra. En mayo,  Titirimundi llena los espacios de títeres y marionetas ávidos de contar historias imposibles, llenas de magia e imaginación. Folksegovia, por su parte, es otro de los festivales imprescindibles, una cita en la que confluyen las músicas del mundo durante el mes de junio. Otras citas para amantes de la música, el teatro y la danza son: MUSEG Festival Musical de Segovia921 Distrito Musical, las Jornadas de Música Contemporánea de Segovia, el Encuentro de Mujeres Músicas María de Pablos, el Día Europeo de la Música, el Premio Infantil de Piano Santa Cecilia - Premio HazenLos Martes en la Muralla, o Los Lunes en el Jardín del ReyFestival de Música DiversaVete al FrescoSegojazzSegovia en DanzaLos Viernes Abiertos o Microteatros en La Cárcel, entre otros.  Durante estas jornadas espacios singulares como patios de palacios, claustros de conventos, jardines e incluso el adarve de la Muralla se transforman en un escenario privilegiado.

También, patios de palacios, fachadas notables y rincones incomparables sirven de escenario a las numerosas jornadas del Festival Internacional en el que se puede disfrutar de la Semana de Música de Cámara, del Festival Joven y del Festival abierto de  Música y Danza. 

dissabte, 21 d’agost de 2021

CIUDADES ESPAÑOLAS PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD II

 

ibiza

Ciudades reinventadas

“¿Y la noticia? Solamente el barco la llevó a Ibiza. Con la nave llegaba el conocimiento; sin ella, nada sabíase del mundo. Alguna vez, un oleaje que venía encrespado por lejano huracán era noticia de éste, porque el mar, trabado en movilidad vasta, permite conjeturar de allende el horizonte”. Enrique Fajarnés Cardona

Situada en la costa de levante de la isla de Ibiza (Eivissa, en catalán), el verdadero encanto de la ciudad de Eivissa reside en la huella que han dejado las sucesivas civilizaciones que recalaron en ella durante siglos de historia. Su inmejorable situación, de cara al mar, ha marcado su evolución convirtiéndose, ya desde la antigüedad, en un punto estratégico para las rutas de navegación mediterráneas entre oriente y occidente. Según los historiadores clásicos, la ciudad fue fundada, en el año 654 antes de Cristo por los fenicios, que vieron en la colina y en la bahía natural el emplazamiento idóneo para su asentamiento.

Durante la época púnica, Eivissa alcanzó su máximo esplendor, con la expansión de la ciudad fruto de la actividad comercial y agrícola. La necrópolis del Puig des Molins es el testimonio excepcional de la cultura púnica en occidente.

Después de la dominación romana y de las invasiones de vándalos y bizantinos, Eivissa fue colonizada por los musulmanes de Al-Andalus en el siglo X. El  triple recinto de las murallas musulmanas, del que todavía se conservan algunos elementos, es sólo una de las profundas huellas que quedaron en la ciudad y en toda la isla.

La cultura occidental llegó a la isla el año 1235 bajo el reinado de Jaume I. Por encargo de Felipe II, las murallas medievales fueron sustituidas por la actual fortaleza renacentista, considerada una de las mejor conservadas del mundo. 

Este recinto amurallado del siglo XVI, que envuelve la ciudad antigua con la Catedral y el Castillo-Almudayna en la cumbre, es el monumento más relevante de la ciudad no en vano, UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1999, junto con otros tres bienes culturales y naturales: la necrópolis púnica de Puig des Molins (la antigua ciudad de los muertos), las barreras marinas de posidonia y el poblado fenicio de sa Caleta.

La trama urbana de la ciudad fortificada (Dalt Vila) formada por un trazado casi laberíntico de calles estrechas, callejones y plazas adaptadas a la topografía natural inspira una serenidad que contrasta con el movimiento del puerto y la bahía donde se encuentra la máxima concentración de amarres deportivos y de recreo, y con el bullicio de la zona comercial y de ocio de los barrios de la Marina i sa Penya habitados, en su origen, por artesanos y pescadores.

Patrimonio natural y patrimonio cultural de gran valor artístico, histórico y arqueológico conforman los mayores atractivos de una ciudad cuyo perfil urbano desde el mar se ha hecho ya inconfundible.

 

merida
Ciudades reinventadas

“Todo se muda con el tiempo y perece con los años. Qué estabilidad tienen las cosas humanas? Aquí, donde está ahora Mérida, estuvo la famosa Emerita que Augusto dio a sus veteranos para que la poblaran”. Elio Antonio de Nebrija

Mérida fue fundada en el 25 adC con el nombre de Emerita Augusta por Octavio Augusto, para los soldados eméritos licenciados del ejército romano, de dos legiones veteranas de las Guerras Cántabras. Estas legiones se ubicaron en el poblado ya existente a cambio de darles la categoría de ciudadanos romanos a los antiguos pobladores. La ciudad fue la capital de la provincia romana de Lusitania, convirtiéndose muy pronto en escenario donde se asentaron nuevas formas de entender el mundo real y el imaginado, de desarrollar, tanto asuntos materiales como divinos. Junto a una amalgama de religiones procedentes del Medio Oriente y Egipto, prenden en Mérida el judaísmo y el cristianismo.

Se inicia así un periodo de gran esplendor del que dan testimonio sus magníficos edificios: el teatro, el anfiteatro, el circo, los templos, los puentes y acueductos. Los puentes fueron los elementos que hicieron de esta ciudad paso obligado hacia todos los puntos de la Península y los que le proporcionaron momentos de gloria o de angustia durante estos últimos veinte siglos. Se trata de construcciones singulares por su magnífico estado de conservación y, en el caso del puente que salva el Guadiana, por ser una de las obras de la ingeniería romana más importantes todavía en uso.

Durante siglos y hasta la caída del Imperio Romano de Occidente, Mérida fue un importantísimo centro jurídico, económico, militar, cultural y una de las poblaciones más florecientes en época romana, que Ausonio catalogó el noveno lugar entre las más destacadas del Imperio, incluso por delante de Atenas.

En épocas posteriores Mérida sufrió incursiones de los pueblos bárbaros hasta el asentamiento de los visigodos, que la hicieron capital de su reino y por lo tanto de Hispania, durante los siglos V y VI.

En el siglo VI sobresale la figura del Obispo Mausona y el cristianismo se arraiga con fuerza. De esta fe popular da muestra la figura de la Mártir Santa Eulalia, patrona de la ciudad. En el año 713 el caudillo árabe Muza conquistó la ciudad y sus tropas la arrasaron.

Quien visite Mérida, verá transmutado el pasado en objeto de ocio y didáctica, uno de los aciertos de sus museos y exposiciones. Ocasionalmente, la ruina despertará de su letargo y acogerá, tal y como lo hiciera en su apogeo, bajo el manto atemporal de la cultura la celebración del Festival de Teatro Clásico. El paso por Mérida permite descubrir, en orden, multitud de piezas pertenecientes a un puzzle cultural que alberga más de siete siglos de la vieja historia de España.


salamanca

Ciudades reinventadas

“Advierte hija mía, que estás en Salamanca. Que es llamada en todo el mundo madre de las ciencias. Y que de ordinario cursan en ella y habitan diez o doce mil estudiantes. Gente moza, antojadiza, arrojada, libre aficionada, gastadora, discreta, diabólica y de buen humor”. Miguel de Cervantes

Salamanca ha sido a lo largo de su historia un centro de conocimiento de trascendencia y proyección universal. Un conocimiento que se fraguó en sus interiores pero que también tomó cuerpo en lo exterior, desde la literatura a la arquitectura con tendencias artísticas como el románico, gótico, plateresco y barroco.

Ser considerada la ciudad renacentista española por excelencia, la convierte en única, tanto en la estética arquitectónica y urbana de la ciudad que ha llegado hasta nuestros días, como por la especial relevancia que el pensamiento humanista y el anhelo del saber propios de este periodo dieron a la ciudad. Así, Salamanca, con sus palacios, conventos, casonas y plazas y con sus protagonistas, como fray Luis de León o Francisco de Vitoria, pone de relieve una época de especial impulso en la ciudad. Sin embargo, sería injusto limitar la vida de la ciudad a esos momentos gloriosos porque las ciudades no se construyen sólo de tiempos prósperos. 

Salamanca como espacio del conocimiento y del saber, ha latido con diferente intensidad a lo largo de la historia; sin duda, la búsqueda de ese saber constituye razón de ser pasada, pero también presente, en su inquietud con la cultura, con su dinámica Universidad y su reciente capitalidad cultural.

La riqueza de su patrimonio histórico artístico, el color de su piedra de Villamayor y su condición de ciudad viva, propiciaron que en 1988 fuera nombrada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y en 2002 Capital Europea de la Cultura. Gran parte de la vida de la ciudad gira en torno a la Universidad, sus estudiantes y curiosidades que le dan un aire cosmopolita y contemporáneo. Ese ambiente viene marcado por los extranjeros llegados de distintas partes del mundo para estudiar español, la relación de la ciudad con América y el latir vivo y continuo de la ciudad.